domingo, 9 de diciembre de 2007

30 Dias de Noche.

Ya estaba cansado de la imagen tan generalizada que se les estaba dando a esas criaturas de la noche que beben sangre humana desde su propio envase con sus ya famosos colmillos afilados, o sea, los comúnmente llamados: Vampiros.
----------------------------------------------
----------------------------------------------
Atrás quedaron los afeminados Cruise, Banderas y Pitt, para dar paso a estas bestias salvajes que visitan un alejado y desolado pueblito en Alaska por “30 días de noche”, por lo tanto estos amenazantes vampiros no necesitan de ser cultos, ni vestir ropas finas, ni mucho menos ser bien parecidos para poder llegar a sus victimas, a estas temibles criaturas lo único que les interesa es alimentarse y no andar por ahí perdiendo el tiempo con actitudes metrosexuales.

Los Vampiros de “30 días de noche” no son tan endemoniadamente feos como los que presentó Guillermo del Toro en la genial Blade II, al contrario, estos nuevos chupasangres son mucho mas terrenales y para mi, vienen siendo demasiado inquietantes y mucho mas temibles que los mostrados por el Mexicano, porque sencillamente su lado malvado y su semejanza humana, es la mas cercana a la de un sicópata asesino que a la de un demonio, y eso hace que su presencia en pantalla sea mucho mas realista, a pesar de tener las características paranormales que rodean a estos seres nocturnos, como la de No soportar la luz del sol y una dentadura al mas estilo Sharkman.

No conozco nada de la novela grafica en el que se basa el film, pero eso no impide que valore su espectacular puesta en escena, como tampoco su impactante, frenético y caótico estilo visual, que según lo que he leído por ahí, es muy semejante al comic book elaborado por Steve Niles.

La historia es sencilla: La condición climática en Alaska, de dejar sin luz solar a toda una región por el transcurso de 30 días, hace que un pueblito llamado Barrow se ponga como Buffet para esos hambrientos y temibles Vampiros que llegan con la intención de devorar todo ese festín que tiene como plato principal, todo tipo de carnes: Blancas, amarillas y negras.

Pero lo que no saben los noctámbulos, es que dentro de ese festín viviente, hay un grupo de presas que se resisten hacer parte de esa cadena alimenticia, por lo tanto el Sheriff del pueblo hará todo lo posible para aguantar ese mes en penumbra hasta que salga el tan anhelado sol, con ese contadito grupo de sobrevivientes que quedó, luego del brutal y certero ataque inicial perpetuado por estas bestias sangrientas.

La película es visualmente impresionante, el contraste entre blanco y rojo hacen parte de su “particular” belleza estética, aunque aquella novedad con respecto a la definición de colores ya la habíamos visto en “300”, aun así, este film tiene un manejo de fotografía soberbio, las tomas iníciales de los ataques vampirescos se tornan angustiantes y en ocasiones desesperantes, un buen ejemplo de ello, es la genial toma aérea en donde podemos apreciar todo ese caos pueblerino y la dimensión de dicho ataque, generando escenas muy tensionantes y de puro horror.

Un film lleno de impresionantes momentos de suspenso y gore que te quitaran el aliento, en el que la violencia explicita la podemos ver sin tapujo alguno y con lujo de detalle, sobre todo los que tiene que ver con desmembramientos de torsos, brazos y en especial todo tipo de cabezas. Atentos a las escenas finales que tienen ese elemento Gore, porque son sencillamente BRUTALES, ya que acertadamente han empleado unos FX hechos a la vieja escuela y que de paso te recordarán a The Thing del señor Carpenter.

La actuaciones de los primarios y secundarios, están muy bien, sorprendiéndome en este sentido el que hasta ese momento era un soso para mi, el señor Josh Harnet, y es que su personaje lo ha sabido bordar muy bien, ya que su angustia, miedo y rabia las refleja de manera muy acertada a lo largo del film, tengo que aceptar que mi principal temor para que esta película no me gustara, se debía a la inclusión de este señor, pero reconozco que se ha esmerado bastante para hacer creíble dicho personaje.

Pero como nada, ni nadie es perfecto, el film adolece de muchas fallas y una de ellas nace de su principal cualidad que tiene que ver con el ritmo frenético, y es que a pesar de que la trama trascurre en 30 días, esto no se nota para nada y por momentos piensas que la acción sucede en tan solo un día, ya que el elemento de transición es mostrado de forma mediocre y que se ve reflejado en la mayoría de personajes, específicamente en su aspecto físico y mental, en el que ambos estuvieron totalmente inalterables dentro de la trama, una queja que para mi, se evidencia demasiado.

También hay momentos en el que desaparecen como por arte de magia personajes secundarios y sin explicación alguna, y esto da la sensación que no han incluido muchas escenas que al parecer fueron filmadas y de paso eliminadas, sobre todo las que tiene que ver con la toma del pueblo.

A pesar de esta queja, no hay que negar que estamos ante un grandioso y digamos que novedoso film sobre vampiros, en el que se le ha dado un aire fresco y digamos que mas realista a esas criaturas de la noche.

Una película que vale la pena ver porque tiene grandes momentos de acción, buena dosis de sangre, y un par de escenas con una belleza visual que se quedarán fijas en tu memoria, sobre todo esa toma final con puesta de sol incluida.