sábado, 8 de septiembre de 2007

Desempolvando los viejitos.

La nostalgia es parte del placer que nos da la vida y por lo tanto es bienvenida en una etapa de la misma en la que sientes cómo poco a poco te van devorando los años. Frases como: "Recodar es vivir" y "todo tiempo pasado fue mejor", son las que comúnmente celebramos con agrado.

Y con razón, ya que hemos pasado por muchas etapas a lo largo de nuestro crecimiento como persona, y que han sido determinantes a la hora de actuar como tal, pero la que mas se recuerda es esa en que la niñez limita con la pubertad, porque entre otras cosas, damos nuestro primer beso, definimos nuestra sexualidad, nos preocupamos por nuestra apariencia, marcamos nuestros gustos musicales y el cine se convierte en un vehículo que nos transporta a un mundo de fantasía, en el que nos convertimos en un héroe de acción o en el peor de los villanos.
Al parecer, muchas industrias cinematográficas se han dado cuenta que la nostalgia es y será una "minita de oro" que hay que explotar lo máximo posible, y claro, se les hace irresistible valerse de los personajes iconos que marcaron nuestra pubertad y adolescencia en aquellos gloriosos años como lo fueron los 80s. Ok, ok, algunos abuelos dirán que fueron los 60s y otros que los 70s, pero esos ya son puntos de vista subjetivos, que apuntan solo a una cosa: la peor época del cine y la que menos recuerdos positivos ha dejado en los cinéfilos, es la década de los 90s y de esto no existe la menor duda.

Pues bien, en este nuevo milenio, muchos fans hemos observado con alegría y otros tantos con tristeza, cómo nuestros personajes favoritos de la mejor época cinéfila han invadido de nuevo la pantalla gigante, gracias a que aún respiran esos actores que los encarnaron en su momento y por lo tanto sienten que les queda un poco de aire en sus pulmones para seguir interpretándolos.

Muchos de estos, vienen aplazando digamos que de manera terca, su ya inevitable retiro, y otros, aunque aún vigentes, deciden vestirse una vez más con el traje del personaje que les dio fama y dinero, para así saciar las ansias de sus más fieles seguidores.

Y si no me equivoco, quien dio el primer paso a esta modalidad en este milenio, fue mi querido Robert Englud con la entretenidísima Freddy vs Jasón, una película que nos brindó un 2 x 1 de lo más atractivo, con un par de personajes que sin lugar a duda, fueron claves para el cine de terror ochentero.

Por lo tanto el cara de pizza trajo de nuevo sus afiladas navajas para enfrentarse a ese inmortal gigantón con cara de jockey, ambos en dicho film nos deleitaron con sus “modus operandis” para ver quien era el mejor “matamortales” dentro del género, terminando en un brutal enfrentamiento cuerpo a cuerpo que decidía a muerte quien era el mejor.


Y ese mismo año Arnold Suasneguer... (así se lee)... puso su valioso tejido humano para forrar de nuevo el endoesqueleto de metal que no se usaba desde hacía mas de una década, y a sus cincuenta y seis años nos dio el gusto de verlo nuevamente con su chaqueta de cuero y sus gafas oscuras, para así dar vida por tercera vez al oxidado T-800.

Con unos cuantos ajustes aquí, otros más por allá y con unos toquecitos de grasa para lubricar sus tornillos, el robot del futuro estaba listo para dar la pelea en la muy digna T-3.





El regreso del T-800 era todo un hecho y de paso vino a comprobar que el tejido humano que lo cubre, envejece como el de los humanos, es por eso que vemos a un Robot mucho mas aviejado, con pata’ e gallina incluida y con canas hasta en las cejas.

Muchos dirían en ese entonces que era una línea robótica perfecta para pasar desapercibida ante los humanos, pero la verdad era otra, Arnold Suasneguer... (Así se lee)... había demorado mucho a la hora de decidirse por continuar la saga y por lo tanto su corpulento cuerpo ya se había convertido en una amorfa, flácida y colgante masa muscular.

Pues bien, la solución dentro del film para que el T-800 no se viera tan anciano, fue cubrir a Arnie lo máximo posible con sus ya famosas prendas de vestir... (Por poco y le ponen bufanda)... y de paso utilizar como excusa dentro del argumento la teoría del tejido humano y así justificar un poco las arrugas, y listo, Arnie había regresado y muchos estábamos emocionados con su retorno, la película tuvo opiniones muy divididas y para mi fue muy emocionante verlo de nuevo en acción a pesar de sus notables años.
Terminator había regresado y para mí eso era lo que importaba, hasta disfrute mucho con la película y puedo decir que tuvo espectaculares momentos de acción muy dignos de la saga y con eso tuve para quedar bien satisfecho.

Y siguiendo la moda, Silvester Stallone volvió con su Rocky Balboa, y esta vez supo aprovechar a su mas famosa y queridísima caracterización para demostrar que así como él, aun le faltaba muchos años para tirar la toalla y que la edad no es ningún obstáculo que pueda interrumpir esas ganas de vivir, de sentir y de ser alguien en esta vida.
Rocky y Sly regresaron para luchar de manera argumental contra el mas fuerte de sus adversarios: El tiempo, y de paso lo han sabido noquear dignamente ante un publico que aun los sigue aplaudiendo, queriendo e idolatrando.
Sly tenia en su poder un emotivo guión que supo
dirigir a la perfección, para con el rendirle un grandioso y honesto homenaje a ese personaje que le dio fama y reconocimiento, dentro de una gran película que le brindó a Rocky Balboa otro momento de gloria.





Este año le toco el turno al detective John McClane, interpretado por un Bruce Willis que al contrario de sus colegas, aun sigue vigente y demostrando que tiene suficiente fuerza para parir grandes filmes como: Hostage, 16 calles y Sin City, pero que también a veces se descacha con sus horrendos y olvidables bodrios en donde hace de cómico al lado de chandler (friends) y otros donde actúa como galán.

Pero Willis siempre ha estado con nosotros, ya sea cosechando triunfos y de vez en cuando fracasos, pero le faltaba traer de regreso a ese detective que lo lanzó al estrellato y claro, Bruce Willis sabia que no había que dejar pasar mas años para poderlo caracterizar, porque aun a sus cincuenta y dos años sigue con las pilas y los ánimos puestos, es el que mas entero se encuentra si lo comparamos con el resto de sus rivales y el que aún hace suspirar a grandes y chicas.
Pero a McClane ya se le notan los años y por lo tanto eso lo demuestran dentro del argumento de la espectacular Die Hard 4.0, pero eso si, sigue igual de cínico y sarcástico que en sus buenos tiempos a pesar de su descalabrada calva.


Otro de los grandes iconos de la década de los ochentas que también hará su aparición muy prontamente, será el infeliz: John Rambo. Y Sly pone de nuevo en pantalla gigante a su segundo personaje más importante que nos ha dado luego de Rocky, y para el 2008 lo tenemos mucho más venibrotado y violento que de costumbre.
El guerrillero americano ha regresado y esta vez viene a dar mas plomo, a hablar mas torcido y cagarse ante criminal que se le interponga, y esta vez Sly no viene a dar lecciones moralistas, ni mucho menos a homenajear a nadie, como lo hizo con su gran Rocky Balboa, según lo que se ve dentro del tráiler Rambo viene a patear traseros a diestra y siniestra, a utilizar arco y metralla con tan solo tres fines: matar, matar y matar.



Atentos al nuevo Trailer de John Rambo que les pongo a continuacion. BRUTAL


Pero el regreso que más ansias y expectativas ha generado entre millones de fanáticos es el del arqueólogo más famoso que nos ha dado el séptimo arte: Indiana Jones.

En el verano del 2008 veremos nuevamente al señor Harrison Ford con su sombrero y látigo, dispuesto a vivir las más increíbles aventuras de la mano de mi querido Steven Spielberg.

Confieso que he tenido bastante temor con Ford a la hora de verlo metido en el traje de arqueólogo haciendo las más grandes e imposibles hazañas y que en su momento le lucia, pero ahora que ronda los 70 añejes pienso que no esta para esos trotes y no me gustaría para nada que ridiculizara a mi héroe favorito de infancia, ya que Harrison Ford ha envejecido fatalmente y es el que se nota mas gastado si lo comparamos con el resto del listado, le sigue Arnie y luego Sly.


Confío plenamente en Spielberg e igual siento las mismas ansias que el resto de los mortales que han seguido la saga y espero que Ford se haya puesto en la mejor forma posible para asumir tan difícil reto, no entiendo porque demoraron tanto en hacerla (¿?), pero bueno, ya es un hecho que la están haciendo y tiene mas reversa un pedo.


También hicieron su retorno y nada menos que desde el espacio exterior, dos personajes que ya son clásicos dentro del género de la ciencia-ficción y del horror. Los Aliens y Depredadores vinieron a darse mamporros en nuestro hermoso planeta y de paso a acabar con los humanos que se les atraviese, en la también entretenidilla Aliens vs Predators.
La ventaja de estos dos alienígenas es que ni por el putas se envejecen y cada vez que los traen de vuelta vienen mas renovados y peligrosos que de costumbre, ambos personajes han ido evolucionando poco a poco de manera física con respecto al film original que los parió, son cambios mas que nada de apariencia, que tiene que ver con incluirles mas dientes, mas tentáculos, mas escamas, colores mas vivos y una altura mas descomunal que la anteriores.



Y otro que quiere sacar provecho de su personaje es el señor Bruce Campbell con su mítico Ash, protagonizando una película auto paródica llamada My Name is Bruce, en el que él mismo actúa como él mismo, no se si me entiendan.
El film narra como un actor de cine llamado Bruce Campbell es secuestrado por un grupo de pueblerinos que al parecer creen que el es Ash y no un simple actor que lo interpreta. El amor por el personaje es tal, que se niegan a aceptar dicha realidad, así que lo retienen en contra de su voluntad para ver si los demonios que invaden su comunidad se alejan de una vez por todas cuando llegue el caza demonios que parió Sam Raimi.
Un argumento bastante llamativo que despertará ese frikismo que rodea a ese mito del cine de terror ochentero llamado: Ash.


Creo que con este listado es mas que suficiente a la hora de revivir viejos iconos del cine, por lo pronto no se me viene a la memoria cual otro falta por para hacer su retorno a la pantalla gigante, por mi parte he quedado demasiado satisfecho con lo que he visto hasta el momento y espero que los personajes que faltan por ver en el 2008, estén igual o mejor que los que hemos visto hasta la fecha.